5 Claves para lograr con éxito tus Metas

Según la RAE  la palabra META es definida como “el fin al que se dirigen las acciones o deseos de alguien”.

Comprendemos como Meta llegar al punto que nos hemos propuesto y que deseamos tras la realización de todas aquellas acciones que me llevan a la consecución de la misma.

Ahora bien, para lograr llegar a la Meta que deseamos tenemos que tener muy clara la definición de la misma, sabiendo dónde nos encontramos en este momento, qué es lo que queremos lograr y dónde queremos estar.

No sé qué pensarás tú, desde mi humilde opinión me atrevo a decir que a lo largo de mi vida pocas veces he tomado consciencia y he trabajado el método para lograr llegar al punto final.

Me he pasado el mayor tiempo  logrando mis metas sin disfrutar del camino, sin ser consciente de todas aquellas acciones , de esos pequeños logros, sin saber motivarme, llevando a cuestas cargas emocionales, autoexigencia, perfección, viendo las caídas como fracasos y no como aprendizajes…

En conclusión, me he pasado toda mi vida centrándome en lograr el símbolo, la parte externa (el título, el diploma, el trabajo, la ropa…) en vez de desde la experiencia alcanzar el símbolo.

Hasta que aprendí que se parte desde el Ser no desde el Tener, que lo interesante es alcanzar el símbolo desde la experiencia y claro para ello hay que currar, y fue desde este punto desde dónde comencé a lograr mis Metas de una manera ecológica y sana.

Hoy por hoy, siendo consciente, puedo decir que algunos de los ingredientes que me han ayudado a lograr las metas que me he propuesto en esta vida han sido los siguientes:

  • Disciplina
  • Compromiso
  • Actitud
  • Responsabilidad
  • Formación y Práctica
  • Aprendizajes

Ahora bien, tras mi formación, experiencia y práctica diaria, a continuación comparto contigo 5 pasos que considero importantes para abordar una Meta.

A mí me han servido y es por ello que los comparto contigo por si te pueden servir de ayuda.

1 Define tu Meta

Describe detalladamente qué es lo que quieres lograr, los medios que tienes para lograrla, la necesidad que quieres cubrir con la consecución de tu meta propuesta, siendo realista, siendo consciente del esfuerzo que conlleva, de los precios a pagar, de los recursos que necesitas.

Márcate una fecha, las fechas hacen que nos comprometamos, sin fechas se quedará en un sueño.

Y por último, sé realista y ten claro las acciones que vas a realizar para alcanzar aquello que deseas.

Los caminos se forjan a través de pequeños pasos, es el logro de estas pequeñas acciones los que harán que te mantengas motivada durante el camino.

2 Desarrolla un Plan de Acción

Una vez tengas bien definida tu Meta, lleva a cabo un Plan de Acción que te ayude a desarrollar las acciones que vas a realizar para alcanzar ese fin, alcanzar ese deseo, para lograr tu Meta.

El Plan de Acción te dará una visión más exhaustiva sobre el desarrollo de tu Meta, donde tomarás consciencia de las acciones a llevar a cabo, la prioridad de tus pasos, lo que tienes que hacer, los recursos de los que dispones, los recursos que no dispones, de las personas a las que puedes pedir ayuda, el tiempo que te llevará…

3 Motívate a través de tus Logros

La motivación es una parte importante en la consecución de la Meta, ya que tendrás días de todos, unos días en los que te comas el mundo, y habrá momentos que los miedos, las inseguridades y las dudas vendrán a visitarte.

Para ello ten presente en esos momentos todo lo que has logrado hasta el día de hoy.

Escribe, si lo crees necesario, tus logros en un papel y póntelos a la vista para continuar adelante sabiendo que tú puedes lograr lo que te propongas.

Recuerda que si tu Meta pesa lo suficiente, si la deseas con todas tus fuerzas, tu motivación por alcanzarla te hará moverte hacia ella sin llegar a abandonarla.

4 Visualización

Dedica unos minutos diarios a visualizarte, cómo te ves, lo que haces, cómo lo haces…  pon en práctica un pensamiento positivo que no es lo mismo que una fantasía positiva, dando lugar esta última a esforzarte menos por la consecución de tu meta.

Se trata de preguntarte, cuando lo hayas conseguido… ¿Qué verás? ¿Qué escucharás? ¿Qué sentirás?

La visualización concentra tu atención en la meta, te ayuda a motivarte e intensifica tu motivación.

5 Práctica la Afirmación

Como bien dice la maravillosa Louise L. Hay,  las afirmaciones positivas son una fuente inmensa de poder personal.

Mediante la práctica diaria de las afirmaciones positivas,  podemos cambiar y mejorar aspectos de nuestra vida.

Las afirmaciones son personales, edifican tu confianza y seguridad y combaten el temor y la incertidumbre.

Desarrolla una afirmación y repítela cada día al amanecer, cada noche o cuando quieras y la necesites, esa será tu afirmación, es el pensamiento que vendrá a tu mente cuando creas que lo necesitas.

Bueno compañera aquí te he dejado 5 Pasos que me han ayudado a lograr las metas que me he propuesto a lo largo de estos últimos años.

Y ahora te lanzo una pregunta…

Si alguien te asegurara que eso que te propones saldrá como deseas… ¿Cuál sería tu meta en estos momentos?

Como siempre me gusta decirte, espero que este articulo te aporte, te sume y te haya servido de ayuda, ya que mi intención no es otra.

Si quieres comentarme algo o simplemente compartir conmigo tu respuesta a la pregunta que te he lanzado, ya sabes, por aquí estoy, encantadísima de poder conocerte.

Un abrazo enorme,


Sandra Muñoz
Experta en Coaching e Inteligencia Emocional

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Sandra Muñoz Escobar (Sandra Muñoz)
Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@sandramunozcoach.com.
INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos y mi política de privacidad aquí.

Compartir
Twittear
Compartir